Home Noticias Dura pugna entre la UE y AstraZeneca por retraso de vacunas

Dura pugna entre la UE y AstraZeneca por retraso de vacunas

41
0

La disputa entre el fabricante británico-sueco de vacunas AstraZeneca y la Comisión Europea se agudiza. La UE ha rechazado hoy con indignación las declaraciones de AstraZeneca sobre la situación del contrato y los retrasos en la producción. La Comisaria de Salud de la UE, Stella Kyriakides, se mostró indignada frente a la prensa: “AstraZeneca tiene que cumplir. La empresa tiene una obligación moral, social y contractual”. Las respuestas de la empresa hasta ahora no han sido “ni correctas ni aceptables”, añadió.

El director general de AstraZeneca, Pascal Soirot, había afirmado en una entrevista con diarios europeos que no se habían especificado ni las cantidades ni el calendario en el contrato para la entrega de las vacunas contra el coronavirus. El contrato con la UE se hizo, según Soirot, tres meses después del contrato con el Reino Unido. Por esta razón, las entregas al antiguo Estado miembro de la UE funcionaban ahora con más fluidez que la producción para la UE.

Kyriakides contradijo esa explicación. “No hay cláusulas de prioridad para los países individuales en los tratados, ni jerarquía”, dijo, señalando que dos fábricas en Gran Bretaña y dos en la UE producían la vacuna. En ninguna parte se especificó de qué fábrica se abastecería cada país, prosiguió. Sin embargo, los funcionarios de la UE reconocieron en una entrevista después que era bastante habitual, cuando se desarrollaban nuevos productos, no incluir en el contrato cantidades y fechas de entrega específicas. “Escribimos en el contrato lo que se pudo lograr bajo la presión de tiempo en medio de una pandemia”, explicó un alto funcionario de la UE en Bruselas.

Belgien EU-Gipfel Impfstrategie | Stella Kyriakides

“Queremos la vacuna, no una pelea”

El director de AstraZeneca aseguró en la entrevista que su empresa solo se había comprometido a producir “en la medida de sus posibilidades”. Aparentemente, no existe ninguna penalización por la falta de entrega. Debido a que la Comisión de la UE, alegando cláusulas de confidencialidad, aún no ha publicado el contrato con AstraZeneca, no está claro para la ciudadanía lo que se acordó específicamente en agosto de 2020, cuando la vacuna aún estaba en desarrollo. Un secretismo que ha sido muy criticado, especialmente por los parlamentarios europeos.

Por otro lado, un alto funcionario de la UE que participó en la negociación de los contratos afirmó que sí hay posibilidades de reclamar dinero a AstraZeneca. Al fin y al cabo, la UE había prefinanciado la producción de la vacuna con 336 millones de euros. Pero el funcionario dejó claro: “No tenemos ningún interés en una pelea con AstraZeneca. Queremos la vacuna y una solución junto con la empresa”. Un litigio en los tribunales llevaría dos años: “Hasta ahí se acabó la pandemia y aún no tendremos vacuna”.

La Comisión Europea insiste en que AstraZeneca debería haber estado obligada a producir la vacuna a partir de octubre de 2020, mucho antes de su aprobación real por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). La recomendación de aprobación se espera para este viernes. Altos funcionarios de la EMA dejaron claro que la actual disputa sobre la producción no afectaría a las pruebas científicas de la vacuna. La Comisión de la UE admitió que había dudas sobre los planes de producción de AstraZeneca desde principios de diciembre. “Las cosas no iban de manera óptima, pero aún así nos sentíamos confiados en ese momento”, dijo un funcionario de la UE.

¿Se está favoreciendo a Gran Bretaña?

AstraZeneca anunció formalmente el pasado viernes que inicialmente solo suministraría 31 millones de dosis, en lugar de los 80 millones de vacunas previstas en el primer trimestre para los 27 países de la UE. Soirot había explicado los retrasos diciendo que el rendimiento en los “contenedores de elaboración” de las plantas de Bélgica y Holanda no era tan grande como se esperaba en un principio. Ahora se está reajustando, pero llevará tiempo. La empresa rechazó la acusación de los representantes de la UE de que AstraZeneca estaba suministrando al Reino Unido de forma preferente y sin interrupciones.

Sin embargo, el eurodiputado alemán y médico de formación Dr. Peter Liese, consideró sospechoso en una entrevista con DW que los retrasos en la producción solo se produjeran en las entregas a la UE. Después de todo, dijo, algunas de las vacunas para Gran Bretaña se fabrican en el continente europeo. AstraZeneca no fabrica los componentes de su vacuna, sino que trabaja con proveedores de servicios farmacéuticos en varios países europeos, entre ellos Alemania. La empresa ha prometido ampliar la cooperación y reforzar las cadenas de suministro.

La Comisión de la UE amenaza ahora indirectamente con controlar las exportaciones de vacunas mediante el llamado “registro de transparencia”. Las empresas farmacéuticas deben declarar las exportaciones de vacunas de la UE. Esto podría provocar a su vez tensiones políticas con otros clientes, como Gran Bretaña o Estados Unidos. Los expertos también creen que sería jurídicamente problemático ordenar a una empresa que no cumpla los contratos de suministro con otros clientes para resolver los problemas de suministro en la UE. Según la Comisaria de la UE, Stella Kyriakides, la UE no tiene intención de prohibir las exportaciones de vacunas: “Solo se quiere crear transparencia”.

DW

comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here