Home Apple He vuelto a usar un iPad cuatro años después y por fin...

He vuelto a usar un iPad cuatro años después y por fin le he encontrado una utilidad real

24
0

No llega a ser exacto, pero hace casi cuatro años que abandoné los iPad. Tuve de todo. Empecé por un ‘mini’, seguí con uno de los básicos orientados a estudiantes, pasé al ‘Pro’ de 11 pulgadas y acabé mi trayectoria con el ‘Pro’ de 12,9 pulgadas (el iPad Pro de 2020, concretamente). Mi historia con los iPad ha sido de amor-odio. Amor porque de verdad me parecen dispositivos espectaculares y que a nivel de software y apps compatibles, está a años luz de otros (cosa que objetivamente sé que no sucede en el área de los móviles).

Sin embargo, esa parte de odio viene porque durante años me empeciné en obligarme a usarlo, que es lo peor que se puede hacer con cualquier producto. Más si es uno que, junto a sus accesorios, se eleva muy tranquilamente a las cuatro cifras de precio. Ahora, gracias al iPad Air M1– que está a punto de recibir a su sustituto con el iPad Air M2– he logrado volver a enamorarme de un iPad. Aunque, eso sí, con una orientación muy diferente.

La progresión de iPadOS es buena, aunque ha sido muy lenta

En 2019 muchos nos mirábamos sorprendidos al conocer que Apple lanzaría iPadOS 13, una versión que por nombre se vestía diferente a la iOS 13 de la época. Por primera vez los iPad y iPhone iban por derroteros diferentes en cuanto a sistema. Al menos sobre el papel, dado que iPadOS se ha seguido pareciendo demasiado a iOS.

Su lenguaje visual e incluso funcional sigue siendo muy parecido en ambos casos, aunque ya hay muchas distinciones entre ambos. Habilidades propias y exclusivas de los iPad que pensamos que nunca llegarían, dado que durante años estuvo la promesa, pero nunca la prueba. Ni siquiera cuando se lanzó el iPad Pro con chip M1 parecía que Apple le diese la importancia que merecía.

Con el paso de los años, iPadOS ha ido evolucionando con un sistema híbrido entre escritorio y móvil, adaptándose tanto al uso de varias apps en simultáneo como a la compatibilidad con elementos ya clásicos como el Apple Pencil o teclado, pero también a trackpads y ratones.

El iPad sirve para trabajar, pero no para cualquier trabajo

Reconozco que es más un error mío que de Apple, pero el caso es que durante años busqué inconscientemente hacer lo mismo en un iPad que en un Mac. Y eso, por muchas apps profesionales que se hayan lanzado, es imposible. Diría que el 90% de lo que puedes hacer con un Mac lo puedes hacer con un iPad, pero el problema (lógico, en buena parte) es que se hace diferente.

Ipad 2 Ipad 2

En mi caso personal, nunca me sentí cómodo haciendo funciones de escritorio en iPad porque es todo diferente. Más o menos tedioso, pero diferente. Y me refiero desde funciones algo más avanzadas como la edición de vídeo o imagen, hasta acciones básicas como las de navegar por Internet. Porque no, que Safari fuerce las webs a versiones de escritorio no lo convierte en un navegador de escritorio.

El caso es que soy consciente de lo ventajoso que es un iPad para muchos trabajos, especialmente todo lo relativo a tomar notas, edición gráfica y otros donde el Apple Pencil es fundamental. Ahí sí gana de calle a un Mac.

Por eso, cuando alguien me pregunta si le recomiendo un Mac para trabajar, respondo con un “depende”. Mi trabajo no requiere de muchas y potentes herramientas. De hecho, las que necesito están en iPadOS. Sin embargo, el flujo de trabajo que realizo requiere de tener no una, sino dos y muchas veces hasta tres ventanas en simultáneo. Y sin requerir en ningún caso de accesorios exclusivos de iPad como el Pencil. Por tanto, en mi caso personal, definitivamente el iPad no me sirve para trabajar. No al menos de forma completa.

¿Para qué uso entonces el iPad?

Al hilo del último párrafo, debo decir que sí uso a veces el iPad para trabajar, pero en casos muy concretos. De hecho, que su sistema de ventanas no me convenza demasiado y que por tamaño de pantalla no sea lo conveniente, me viene muy bien cuando sólo quiero tener una ventana abierta. En este caso, la de Notion. Por y para escribir, cuando necesito sólo eso: machacar las teclas y ya, sin tener nada delante.

Ipad 3 Ipad 3

Sin embargo, mi gran descubrimiento ha sido el área del entretenimiento, incluyendo videojuegos. Sigo prefiriendo ver series en mi televisor, pero de vez en cuando (sobre todo en movilidad) el iPad es mucho más agradecido que el iPhone. Sin embargo, es en juegos donde lo disfruto.

No hablo de juegos triple A, ni similares. No. Me refiero a juegos que, más o menos casuales, me mantienen entretenido. Tengo instalado un emulador en el iPad que me permite disfrutar de consolas retro y también estoy pasándome (por enésima vez) los míticos GTA III, GTA San Andreas y GTA Vice City. Gracias a que Netflix ofrece esta trilogía y la posibilidad de conectar un mando al iPad, disfruto durante horas.

También lo estoy usando mucho para leer. No tanto libros electrónicos, que para eso prefiero un ebook o un libro en papel, sino noticias de mi interés. Gracias a Feedly puedo tener una lista de medios afines a mis intereses y la voy revisando varias veces al día. Ahí, nuevamente el tamaño mayor que el iPhone y menor que el Mac gana la partida.

Por tanto, en mi regreso al iPad he tenido que buscar un punto de encuentro común. Hasta ahora había tratado de autoimponerme un determinado uso para el que no me servía, motivo por el que al final acabe desistiendo de este producto. Finalmente, adaptar el iPad a mi uso y buscarle otros nuevos ha sido clave.

Y me deja una lección vital que, aunque obvia, a veces se nos olvida a todos aquellos que somos entusiastas de la tecnología. Por mucho que nos guste un producto, y a mí el iPad siempre me encantó, no quiere decir que sea para nosotros. Valorar mejor nuestras necesidades y encontrarle un hueco en nuestro ecosistema es vital para evitar chascos.

En Applesfera | Cómo tener WhatsApp en el iPad

En Applesfera | Los 11 mejores juegos para iPad y así aprovecharlo al máximo, de todos los géneros y edades

comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here