Home Entretenimiento Schiaparelli demuestra delante de las influencers que sabe bien lo que es...

Schiaparelli demuestra delante de las influencers que sabe bien lo que es el prét-a-porter

28
0

De un tiempo a esta parte, uno de los momentos más esperados de la pasarela es el desfile de Schiaparelli. La firma creada por la auténtica Elsa a principios del siglo XX, coetánea de Coco Chanel. Se ha convertido en el fenómeno del XXI, sus diseños han mantenido el espíritu creativo en la moda del siglo XX con su imaginación inventiva y su visión revolucionaria de la ropa deportiva, la alta costura, el arte, las fragancias y los elementos cotidianos convertidos en creaciones elaboradas. Sus icónicas colaboraciones con artistas como Dalí, Cocteau, Man Ray y Giacometti se volvieron legendarias. Hoy en día, la Maison Schiaparelli cultiva esta increíble herencia, ofreciendo a las mujeres del siglo XXI la esencia de un estilo atrevido y un encanto atemporal. Caroline Daur, Alexandra Pereira o Leonnie Hanne han sido solo algunas de las que no se han querido perder esta puesta en escena.

Alexandra Pereira (Getty Images)

Desde su mítico primer motivo trompe l’œil en un suéter tejido a mano, hasta la imagen de Kylie Jenner con una cabeza de león bajo el brazo, los iconos que ha generado esta enseña son míticos y hoy ha añadido unos pocos más al jersey blanco y negro tiene la ilusión de un arco, al corazón perforado, al esqueleto o al tatuaje de marinero.

Elsa fue la primera mujer diseñadora en ser protagonista de la revista Time, y hoy su enseña vuelve a ser portada de las publicaciones de todo el mundo. El artículo en aquel momento se refería a ella como “una de los árbitros de la Alta Costura ultramoderna”. Y los sigue siendo.

[embedded content]

El vestido langosta de Wallis Simpson, y las referencias permanentes a la astronomía son una constante en las colecciones. Así como ese sello aristocrático que tenía en sus venas la fundadora. El tejano Daniel Roseberry, ha heredado todos estos códigos y los está respetando como hemos visto en esta noche parisina, pero dejando claro que aunque la fantasía reina en la alta costura, esto es prêt-à-porter y se debe poder llevar en el día a día.

Ha demostrado que la sastrería no se le resiste, pero que es capaz de sofisticarla y darle una vuelta. Que las prendas como bombers, trenchs, perfectos o minifaldas y todas las sport, pueden llevar la etiqueta de la enseña; que lo mejor para andar por las calles de la ciudad son las botas de mosquetero y los botines con aire cowboy; y que siempre, siempre hay espacio para una buena asimetría.

Schiaparelli (Getty Images)

La mujer Schiaparelli busca prendas únicas como ella, y siempre con un toque dorado. Principalmente en los accesorios, los maxipendientes vienen pisando fuerte en todas las colecciones. Y la llave, ese emblema de la casa, ha estado presente, ha tenido su hueco en forma de cerradura en un calado de un vestido.

Schiaparelli (Getty Images)

Terciopelo, mohair, y las lanas más interesantes han paseado en todas las prendas. Los detalles cut out se han repetido en vestidos y también algún que otro trampantojo.

Los pantalones de cintura baja, vuelven, lo siento queridas, pero las faldas lápiz permanecen. Pieles brillantes y sedas conviven en la colección con la que Roseberry se ha ganado un lugar más allá de su increíble alta costura. Su paso por el taller de Thom Browne, casa donde dirigió el área creativa de las colecciones de hombre y mujer hoy se ha visto más que nunca. Larga vida a Schiaparelli.

De un tiempo a esta parte, uno de los momentos más esperados de la pasarela es el desfile de Schiaparelli. La firma creada por la auténtica Elsa a principios del siglo XX, coetánea de Coco Chanel. Se ha convertido en el fenómeno del XXI, sus diseños han mantenido el espíritu creativo en la moda del siglo XX con su imaginación inventiva y su visión revolucionaria de la ropa deportiva, la alta costura, el arte, las fragancias y los elementos cotidianos convertidos en creaciones elaboradas. Sus icónicas colaboraciones con artistas como Dalí, Cocteau, Man Ray y Giacometti se volvieron legendarias. Hoy en día, la Maison Schiaparelli cultiva esta increíble herencia, ofreciendo a las mujeres del siglo XXI la esencia de un estilo atrevido y un encanto atemporal. Caroline Daur, Alexandra Pereira o Leonnie Hanne han sido solo algunas de las que no se han querido perder esta puesta en escena.

comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here