Home Internet Los usuarios de Facebook que insultaron al guardia civil muerto responderán ante...

Los usuarios de Facebook que insultaron al guardia civil muerto responderán ante el juez

486
0

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Cervera de Pisuerga (Palencia) ha abierto una investigación para determinar si puede haber un delito de odio en los insultos vertidos en redes sociales contra un guardia civil que acababa de fallecer como consecuencia del atropello que sufrió mientras trabajaba en un control de carretera en Oviedo el pasado 1 de febrero. El Juzgado ha incoado las diligencias después de que la asociación Independientes de la Guardia Civil interpusiera una denuncia contra varios usuarios de Facebook que se mofaron del agente que había perdido la vida en la mencionada red social.

“Se alegraron del fallecimiento de nuestro compañero recién atropellado mientras cumplía labores de servicio”, denunciaron desde la asociación, que admitió su “indignación y malestar” y el de sus colegas de la corporación tras conocer los insultos. “Tal y como entendemos la libertad de expresión en esta asociación, una red social no es una barra libre para verter insultos, calumnias y mucho menos comentarios jocosos a costa del fallecimiento de la persona”, valoró Independientes de la Guardia Civil, que puso de relevancia la “gran alarma social” que provocaron esos insultos. “Corrieron como la pólvora entre muchos grupos de aplicaciones de telefonía móvil y causaron desazón e impotencia no solo entre el personal del instituto armado, sino también entre todos los conocidos y allegados del agente fallecido”.

Foto: Lugar del accidente, en el kilómetro 3,400 de la carretera asturiana AS-1 (Mieres-Gijón). (EFE)

La investigación se centra de momento en los comentarios vertidos por uno de los usuarios de la mencionada red social, ya que otro de ellos ha borrado sus palabras y modificado su perfil, según explican los denunciantes, para ocultar su identidad y evitar ser perseguido por la justicia. La asociación ha presentado, a pesar de ello, las capturas de pantalla de los comentarios que hizo originalmente este desconocido con el fin de que el juzgado pueda llegar a localizarlo. De momento, sin embargo, estas imágenes y otros datos que también han puesto sobre la mesa los miembros de la asociación no han servido para identificar al usuario. El que sí que está localizado, un ciudadano que reside en la provincia de Palencia, está de momento en el ojo de la justicia por quejarse en tono irónico en la mencionada red social de que únicamente fuera uno el fallecido por el atropello. “Solo 1, mierda algo se está haciendo mal“, afirmó el hombre, que deberá ahora dar explicaciones por su expresión.

“Los hechos que resultan de las actuaciones presentan características que hacen presumir la posible existencia de un delito de odio, cuya instrucción corresponde a este órgano judicial, según la Ley de Enjuiciamiento Criminal”, sostiene el Juzgado en el auto que admite la denuncia y ordena practicar diligencias. La primera de estas últimas, de hecho, la indica el propio Juzgado en su mismo escrito, donde cita a declarar en condición de investigado al usuario identificado, que deberá comparecer el próximo 5 de marzo. El Juzgado ordena también recabar los posibles antecedentes penales del investigado y pide a la Guardia Civil que le notifique.

El agente de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Oviedo que perdió la vida fue Antonio Ambrosio, de 47 años. El funcionario falleció el pasado 1 de febrero tras ser atropellado por un vehículo junto a otros dos compañeros, que unicamente sufrieron heridas leves, cuando todos ellos participaban en un control de tráfico en el marco de las restricciones impuestas por las autoridades con motivo de la crisis sanitaria del covid. El suceso tuvo lugar a la altura del kilómetro 3,4 de la carretera AS-1, que une las localidades asturianas de Gijón y Mieres.

Ambrosio llevaba en el cuerpo desde el año 1992. Era hijo y hermano de policías nacionales y estaba destinado en la Comandancia de Oviedo desde 2003. El siniestro, que se produjo de forma accidental aunque imprudente, tuvo lugar a las 18.25 horas. Una furgoneta que circulaba a gran velocidad atropelló al funcionario fallecido y luego se chocó contra dos vehículos, un particular y uno de la Guardia Civil. El conductor del vehículo que provocó el desastre declaró que no pudo ver a los agentes. La noticia tuvo un fuerte impacto a nivel nacional. De hecho, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, trasladó el mismo día su pésame a la familia por la muerte del agente. El jefe del Ejecutivo dijo a través de Twitter que mandaba “un sentido abrazo a los familiares y compañeros” del fallecido y deseó una “pronta recuperación” a los otros dos agentes heridos.

comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here