Home Noticias Internacionales Taiwán acusa a China de traspasar la línea divisoria que los separa...

Taiwán acusa a China de traspasar la línea divisoria que los separa con aviones y buques militares

13
0

China ha anunciado este viernes una serie de sanciones en protesta al viaje que la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, hizo el miércoles a Taiwán. Entre las medidas, el departamento de Asuntos Exteriores chino ha anunciado la suspensión de la cooperación en materias judiciales, en las conversaciones sobre la lucha contra el cambio climático y en algunos aspectos de mecanismos de seguridad, como la repatriación de inmigrantes ilegales o en la asistencia judicial penal en la lucha contra los delitos trasnacionales.

Además, el país asiático ha anunciado que ha decidido sancionar a la política estadounidense y a su familia inmediata en respuesta a sus acciones “viciosas” y “provocadoras”, ha informado el el ministerio en un comunicado. “A pesar de las serias preocupaciones y la firme oposición de China, Pelosi insistió en visitar Taiwán, interfiriendo gravemente en los asuntos internos de China, socavando la soberanía y la integridad territorial de China, pisoteando la política de una sola China y amenazando la paz y la estabilidad del Estrecho de Taiwán”.

En Washington han acusado a China de reaccionar de “forma exagerada” a la visita de Pelosi y ha avisado de que su portaaviones “USS Reagan” seguirá vigilando los alrededores de Taiwán. Asimismo, el país norteamericano ha anunciado el aplazamiento de una prueba de misil intercontinental “para evitar una mayor escalada de las tensiones”, según el portavoz de la Casa Blanca, John Kirby.

El Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken ha afirmado que no hay “ninguna justificación” para los ejercicios lanzados por Pekín en respuesta de la visita de Pelosi y cree que las maniobras militares tan cerca de Taiwán son “una escalada significativa”.

A su vez, Pelosi ha asegurado en Tokio, parada final de su gira asiática, que Estados Unidos “no permitirá” que China aísle a Taiwán. “Ellos pueden intentar evitar que Taiwán visite o participe en otros sitios, pero no aislarán a Taiwán al impedirnos viajar allí”, ha declarado.

Crece la tensión en Taiwán

En las últimas horas Taiwán ha denunciado que aviones y buques militares chinos han cruzado la línea divisoria en el estrecho y ha acusado a su “malvado vecino” por las maniobras bélicas cerca de la isla, condenadas también por Estados Unidos y otros aliados occidentales. “Múltiples grupos de aviones y buques de combate realizaron ejercicios alrededor del estrecho de Taiwán y cruzaron la línea media del estrecho”, ha explicado el ministerio taiwanés de Defensa. “Este ejercicio militar chino, sea por el lanzamiento de misiles balísticos o el cruce de la línea media, es un acto altamente provocador“, ha agregado.

Según la prensa estatal de Pekín, misiles balísticos chinos han sobrevolado Taiwán como parte de los grandes ejercicios militares realizados en respuesta a la visita a Taipéi de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi. Sin embargo, Pekín no ha confirmado formalmente si sus misiles sobrevolaron la isla y Taipéi se ha negado a comentar la trayectoria de los proyectiles.

Pese a las advertencias de Pekín, que ve a Taiwán como parte de su territorio, Pelosi hizo una visita relámpago a Taipéi el martes, en la que aseguró que Estados Unidos “no abandonará” a la isla autónoma. En respuesta, el Ejército Popular de Liberación (EPL) chino declaró varias zonas de exclusión alrededor de Taiwán, incluyendo algunas de las rutas comerciales más transitadas del mundo, para realizar sus maniobras militares.

Japón exige “un cese inmediato”

Japón indicó este jueves que cinco misiles habían caído en su zona económica exclusiva (ZEE) y que cuatro de ellos habrían podido sobrevolar la isla de Taiwán. Por ello, ha pedido un “cese inmediato” de las maniobras de china. El primer ministro japonés, Fumio Kishida, ha condenado los disparos y los misiles, a los que ha calificado como “un problema serio que impacta nuestra seguridad nacional y la de nuestros ciudadanos”.

Según Shi Yi, un portavoz de las fuerzas militares chinas, las maniobras que están realizando desde Pekín incluyen “disparos de misiles convencionales” hacia las aguas de las costas orientales de Taiwán.

Por su parte y en respuesta al aumento de los ejercicios por parte de China, el primer ministro taiwanés, Su Tseng-chang, ha pedido a sus aliados presionar para rebajar la tensión de la situación. “No esperábamos que el malvado vecino de al lado mostrara su poderío en nuestras puertas y arbitrariamente pusiera en peligro las rutas marítimas más transitadas del mundo con sus ejercicios militares”, ha dicho a periodistas.

Desvío de vuelos

Los ejercicios que está realizando China cerca de Taiwán se llevan a cabo en algunas de las rutas marítimas más utilizadas del planeta, por las cuales transita material electrónico esencial procedentes de las fábricas del sudeste asiático con destino a los mercados mundiales.

La Oficina Marítima y Portuaria de Taiwán ha lanzado avisos para los navíos que circulan por esta zona y varias compañías aéreas internacionales han señalado a la AFP que desviarían sus vuelos para evitar el espacio aéreo de la isla.

“El cierre de estas vías de transporte -aunque sea temporalmente- tiene consecuencias no sólo para Taiwán, sino para los flujos comerciales vinculados con Japón y Corea del Sur”, ha afirmado Nick Marro, analista principal de comercio mundial del Economist Intelligence Unit.

Noticias relacionadas

La hipótesis de una invasión de Taiwán, con 23 millones de habitantes, es poco probable. Pero, desde la elección en 2016 de la actual presidenta, Tsai Ing-wen, han aumentado las amenazas para llevarla a cabo. Tsai, que pertenece a un partido independentista a diferencia del gobierno anterior, se niega a reconocer que la isla y la parte continental forman parte de “una misma China”.

Estos últimos años, las visitas a Taipéi de responsables y legisladores extranjeros se han multiplicado, lo que ha acrecentado la indignación de Pekín. Como respuesta, China ha buscado aislar a Taiwán a nivel diplomático y ha incrementado la presión militar contra la isla.

comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here