Home Entretenimiento Repasamos los vestidos de Ana Obregón en las campanadas

Repasamos los vestidos de Ana Obregón en las campanadas

86
0

Las campanadas tenían hasta ahora dos indiscutibles reinas: la capa de Ramon García y Cristina Pedroche. Sin embargo, 2020 no solo se ha encargado de cambiar nuestras vidas, sino también el cierre del año, pues el que Ana Obregón regrese a la televisión para dar las campanadas va a lograr que toda España esté pendiente de ella en la última noche de este fatídico año. “Mi primer día de grabación en casi un año para la promoción de las campanadas. Creí que iba a ser difícil salir de casa, sonreír, cambiar el luto por un maravilloso vestido y joyas, maquillarme, volver a mi profesión y a la vida”, ha explicado en sus redes sociales, donde asegura que su hijo Álex le da fuerza para continuar. La expectación es máxima: ¿con qué mensaje y con qué look nos sorprenderá este año Ana Obregón?

Ana Obregón, junto a a Anne Igartiburu grabando las campanadas. (IG)
Ana Obregón, junto a a Anne Igartiburu grabando las campanadas. (IG)

“Todos los ojos van a estar puestos en ella a causa de la muerte de su hijo y creo que estará más comedida: no creo que arriesgue tanto. Seguirá teniendo ese punto sexy, porque es algo inherente a Ana. En la promo iba de Alejandro de Miguel, que ya ha hecho unas cuantas campanadas con Anne, por lo que seguramente confíen en él. Siempre es sobrio, elegante y sofisticado, así que no creo que se les vaya tanto de madre como en las últimas campanadas de Ana”, explica el estilista Abraham Rodríguez, que domina a la perfección el ‘dress code’ de la televisión patria. “No olvidemos que viene de vivir mediáticamente los 80, algo que Anne Igartiburu no. Eso hace que asimiles la moda de forma mucho más excesiva”, puntualiza Valeria Vegas, biógrafa de la Veneno y autora de ‘Libérate’.

Tras ver las fotos promocionales de las campanadas, en las que Ana luce un ceñido y asimétrico vestido brillante de Alejandro de Miguel, se espera que el look elegido para cerrar el año sea muy diferente al de sus tres veces anteriores. “Los últimos looks de Ana Obregón dando las campanadas iban acordes a su momento en aquella época, donde era sexy y despampanante, que era lo que vendía entonces. Ahora está en un momento completamente diferente, mucho más madura y tranquila”, señala Abraham.

“Ana es la mejor para un vestuario festivo, porque sabe perfectamente lo que requiere una noche como esa en cuanto a brillos, pedrería, vestidos ajustados que ella sabe lucir a la perfección… Ana ha hecho de ese vestuario festivo una continuidad. Mientras que ella ha sabido llevarlo incluso en ocasiones que no son la Nochevieja, Anne sí lo reserva para ocasiones especiales. Soy muy defensora de Ana a la hora de vestir, porque siempre ha vestido como ha querido. Hubo un momento en el que la prensa de este país, que era muy de criticar lo que sea ponía cada una, insistía en juzgar lo que se ponía por su edad, pero ella siempre se puso lo que le dio la gana. Afortunadamente, hemos ido rompiendo esos tabúes y ella fue una adelantada a su tiempo en tema de moda”, dice con entusiasmo Valeria Vegas, que recuerda que en la única ocasión en la que coincidió con la presentadora, Obregón alabó su vestido de Versace. “Ella es muy versacista”, comenta entre risas.

Ana Obregón y Joaquín Prat.
Ana Obregón y Joaquín Prat.

Ana Obregón debutó como reina de las campanadas en 1994 junto a Joaquín Prat. Como buena visionaria de las tendencias, lo hizo enfundada en un vestido de transparencias y una gran capa roja. No: las capas no son ni cosa de Ramón, ni cosa de Pedroche, sino de nuestra Anita Obregón.

Ana Obregón y Ramón García. (RTVE)
Ana Obregón y Ramón García. (RTVE)

El look de sus segundas campanadas, en 1995, se caracterizó por un vestido plateado con el que presumir de silueta, un diseño adornado con lazos blancos brillantes y con un vertiginoso escote. El vestido contaba con manguitos coordinados con el vestido, con el que se convertía en una reina del glamour.

Ana Obregón y Ramón García.
Ana Obregón y Ramón García.

En sus últimas campanadas, las de 2004, volvió a demostrar ser una trendsetter, pues esos vestidos lenceros que ahora triunfan tanto en pasarelas como en las redes sociales no eran nada habituales. Sin embargo, Ana se decantó por un sensual vestido que seguía esa tendencia.

Tenemos muchísimas ganas de que termine este año, de acuerdo, pero de lo que más ganas tenemos es de saber con qué lookazo nos va a sorprender Ana Obregón.

comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here