Home Noticias Nacionales Recetas de Culto: el desayuno de campeones de Mulán

Recetas de Culto: el desayuno de campeones de Mulán

48
0

“No asustas ni a mis pantuflas de conejo”, le dice Mushu a Mulán tras decirle que muestre “su expresión de guerra”.

Es su primer día de entrenamiento, y tras una accidentada llegada -que implicó voltear una olla completa de arroz-, debe hacer todo lo posible para pasar desapercibida como una mujer que tomó la armadura de su padre para reemplazarlo en la guerra.

Mushu, un pequeño dragón rojo que hace de guía espiritual de la joven, considera que la mejor forma de comenzar el día es con un poderoso desayuno en base a arroz, huevo y tocino.

No son muchas las recetas que aparecen en Mulán, la cinta animada de Disney de 1998. Tiene sentido, después de todo, no es realmente relevante en términos narrativos -a diferencia de Ratatouille o incluso La bella y la bestia-.

Sin embargo, entre cuantiosas tazas de té y platos de arroz, la preparación de Mushu para la joven guerrera es una de las escenas clásicas del filme sobre la mujer china que se hizo pasar por hombre con tal de defender a su padre.

  • Arroz
  • 2 huevos
  • Tocino
  • Aceite
  • Sal

1. En una olla vertir una cucharada de aceite y media taza de arroz. Calentar hasta que el arroz adquiera un color dorado.

2. Agregar una taza de agua hirviendo. Tapar la olla y dejarla a fuego lento durante 20 minutos. Idealmente poner un tostador debajo para evitar que se queme.

3. Transcurridos unos 10 minutos desde que comenzó la cocción de arroz, vertir aceite en un sartén y poner a freír las tiras de tocino. (La preparación requiere solo una, pero cocinar a gusto del comensal). Una vez que adquieran un color caramelo, retirar del sartén y dejar en un plato aparte.

4. En el mismo sartén, vertir dos huevos y freírlos con cuidado de no romper las yemas.

5. Cuando esté listo el arroz, servir a gusto en un bowl o plato y poner encima los dos huevos fritos a modo de “ojos” y el tocino como “sonrisa”.

6. Disfrutar.

Otra preparación que asoma en Mulán (1998), son los tradicionales dumplings.

Primero, cuando la familia de Mulán disfruta de una cena al comienzo del filme, previo a que el patriarca entre en cólera por la solicitud de su hija de no responder al cantón de reclutamiento. Y luego, nuevamente es Mushu el implicado al intentar calentar un dumpling en una fogata tras ser expulsados del pelotón.

Más sobre Cine

Recordarán la receta a partir de Kung Fu Panda, pero para quienes quieran refrescar la memoria, detallamos la preparación a continuación.

  • 1 taza de harina
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de margarina
  • 1/2 taza de leche
  • Relleno a gusto, como cubos de queso, cerdo, o una mezcla de carne molida con verduras.

1. Mezclar en un recipiente grande la harina y los polvo de hornear.

2. Luego agregar la sal y el azúcar.

3. Separar la margarina en pequeños trozos y agregarlos a la mezcla. Usa los dedos para deshacer la margarina e incorporarla a la mezcla.

4. Agregar de a poco la leche, siempre revolviendo para que sea una mezcla homogénea. Combinar hasta que sea una masa suave.

5. Estirar la masa con un uslero hasta formar una capa de aproximadamente medio centímetro de grosor.

6. Cortar la masa en forma de círculos de aproximadamente 10 cm de diámetro.

7. Poner en pequeñas cantidades un relleno a gusto (se recomienda carne molida con verduras) o puede ser queso.

8. Cerrar las masa tomando los extremos de la circunferencia y uniéndolos arriba (dándoles la forma de dumplings).

9. En una olla con agua hirviendo, vertir las masas cuidadosamente con una cuchara. Cubrir la olla con su respectiva tapa y dejar hervir a fuego lento durante unos 15 minutos.

10. Transcurridos los 15 minutos, apagar el fuego y sirve caliente.

11. Disfrutar.

comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here