Home Noticias Los humedales no votan

Los humedales no votan

20
0

Tres años demoró en el Congreso la aprobación de la Ley de Humedales Urbanos, un año más que el promedio de tramitación en Chile. Luego de esto, vino el reglamento, cuya redacción tomó otros 6 meses y más tarde otros 5  para que se iniciaran los procesos de declaratoria. Para este trámite el plazo legal es de 6 meses desde presentado cada expediente, sin embargo, a más de 9 meses desde que en el marco de la celebración del Día Mundial de los Humedales, el 2 de febrero de 2021, el Ministerio del Medio Ambiente iniciara el proceso de declaración de oficio, de los primeros 33 humedales urbanos del país, solo un 39 % (13) de estos ha sido declarado como tal. En paralelo, municipios de todo Chile han ingresado un total de 95 solicitudes de declaratoria; de estos, 20 ya se encuentran declarados, 67 en trámite pero aún sin declaración y 8 procesos cerrados.

Por otra parte, el anunciado Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2022 impulsado por el Gobierno y que priorizó 40 humedales a nivel nacional para su protección a través de distintas figuras, ha llevado al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad 17 iniciativas, de las cuales solo 6 hoy se encuentran declaradas como Santuarios de la Naturaleza, mientras otras 11, si bien fueron aprobadas por este Consejo, todavía no cuentan con un decreto de creación. 

A modo de ejemplo, en la Región de Los Ríos, de los cuatro humedales urbanos incluidos por el Ministerio del Medio Ambiente en el proceso de declaratoria iniciado en febrero de 2021, solo uno ha sido declarado como tal; por otra parte, si bien los dos humedales priorizados para protección, Angachilla y Llancahue, fueron aprobados como Santuarios de la Naturaleza en mayo de este año por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, ambos se encuentran aún en tramitación para que su protección entre en vigencia.

Es en este marco y preocupados por el poco avance en esta materia, que la Red Plurinacional de Humedales, ingresó este 9 de noviembre una denuncia a Contraloría General de la República para que investigue la mala gestión del Ministerio del Medio Ambiente en las declaratorias de humedales urbanos y el incumplimiento del Plan Nacional de Protección de Humedales. 

Con una megasequía galopante, en un país altamente vulnerable al cambio climático y con humedales gravemente amenazados por el desarrollo inmobiliario, contaminación industrial, proyectos viales y de infraestructura del Estado, entre otros,  llama la atención que las prioridades de desarrollo y bienestar social y económico, por las que han corrido a legislar gobierno y parlamentarios tras las revueltas sociales de 2019, no incluyan de forma decisiva y eficiente la protección de los humedales, cuya protección va en directa relación con nuestra calidad de vida, dados los múltiples servicios ecosistémicos que estos prestan a la sociedad. 

Al parecer el Estado y su burocracia no logran ponerse a la altura de los tiempos que corren, en un año en que los expertos a nivel mundial han advertido de la intensificación del cambio climático (Informe IPPC; 2021), en el país seguimos llegando tarde a las necesidades de protección ambiental cada vez más urgentes. Los humedales son sumideros de carbono, proveedores de agua dulce y purificadores de esta al poder actuar como filtros, es decir, también son fundamentales para enfrentar tiempos de crisis.

En tiempos de elecciones, la protección de los humedales ha sido mencionada en 5 de los 7 programas de gobierno, casi como una palabra clave para ser incluida en el apéndice de “cuidado del medio ambiente” o “sustentabilidad ambiental”, con escasa profundidad en las propuestas y poco contexto de su nivel de conocimiento y protección en Chile. Sin duda, en los últimos años se ha avanzado con el Inventario Nacional de Humedales (Ministerio del Medio Ambiente, 2020), Ley 21.202 de Humedales Urbanos, Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2020 (Ministerio del Medio Ambiente, 2018), incorporación de humedales en la Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC) de Chile (2020) y Estrategia Climática de Largo Plazo de Chile (2021), pero hoy es necesario ir más allá del papel, concretar y dar urgencia a una conservación y protección de humedales efectiva.

Los humedales no votan y se nota, pero nosotros sí y podemos ser su voz. 

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

<!– Descargar documento anexo de esta noticia –>

comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here