Home Entretenimiento Lo que ya sabemos de la Semana de la Moda de París

Lo que ya sabemos de la Semana de la Moda de París

4
0

Mientras que la Semana de la Moda de Nueva York cada vez deja más claro que las fashion weeks están destinadas a flexibilizar sus fechas y a que los diseñadores presenten sus propuestas cuándo y dónde quieran (nos referimos a los poderosos, por descontado), ya sabemos lo que hemos de esperar de la Paris Fashion Week. Serán nada más y nada menos que 93 las marcas que presenten sus diseños para el invierno que viene, y una de las razones por las que esta fecha está anotada y subrayada en la agenda de las fashionistas es que será cuando Gabriela Hearst muestre por primera vez sus diseños al frente de Chloé, así como Nicolas Di Felice para Courrèges. Ambos lo harán el 3 de marzo, mientras que Matthew Williams dará a conocer el 7 de marzo su colección al completo para Givenchy.

Todavía se desconoce si marcas de la altura de Saint Laurent o Balenciaga formarán parte del calendario oficial, que arranca el 1 de enero, pero lo que queda claro es que, como viene ocurriendo en todas las fashion weeks del mundo, los desfiles físicos se combinarán con presentaciones virtuales y fashion films. Jil Sander suele sacar a la luz sus propuestas en Milán, pero este año se suma al calendario francés, mientras que Kenzo ha preferido mostrar su colección el 26 de marzo, fuera de la agenda, mediante un film.

El Institut Français de la Mode estima que la Paris Fashion Week generaba 450 millones de euros anualmente antes de la pandemia. Aunque las cifras oficiales tras el azote del coronavirus no se han hecho oficiales, todo apunta, según Pascal Morand, presidente ejecutivo de la Federación de la Alta Costura y la Moda, que las cifras habrán sufrido un notable descenso. El que tan solo cinco de los 12 hoteles de lujo parisinos estén en la actualidad abiertos, y con una ocupación de entre tan solo el 5-15% por motivos de seguridad, supone una patada enorme a la economía francesa.

La pandemia ha democratizado el acceso a los desfiles al ser la mayoría de ellos online, pero los daños son profundos para una industria que, como señala Morand, jamás se podrá vivir de igual forma mediante el prisma digital que a través del físico. “El riesgo de lo digital es perder el sentido del ritmo que da la Semana de la Moda. Hay rituales que se pierden, pero este no es nuestro caso en absoluto. Existe una gran necesidad de expresión creativa. Notamos una extensión del campo de la creatividad con cineastas, videógrafos, creadores de dibujos animados y videojuegos. Cuando se reanude la vida normal, habrá una reflexión sobre cómo hacer un desfile, diseñar un evento físico con una contraparte digital”, explicó Morand a ‘Fashion Network’.

comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here