Home Entretenimiento El moño que te va a salvar el verano y llevas años...

El moño que te va a salvar el verano y llevas años haciéndote se llama ‘flip bun’ y lo avala Kim Kardashian

28
0

Es casual, es sencillo y favorece el efecto lifting. El moño flip bun es un viejo conocido de la peluquería y entra dentro de la clasificación de moños efecto deshecho.

Literalmente significa ‘moño con un giro’, una prueba más de lo fácil que resulta de hacer, tanto es así que, la prensa francesa lo describe como el moño que te haces antes de meterte en la ducha, parafraseando a elle.fr.

La gracia del peinado reside en que juega a ser un moño pero también una coleta, combinando el efecto lift de un moño terso y el movimiento de una coleta.

Muy parecido al moño spikey, inspirado en los años 2000, que hace un par de temporadas tuvo su gloria, el flip bun no busca un acabado tan pulido ni rompedor, sino que es algo así como la versión del 2024 del ‘effortless chic’, elegancia como quien no quiere la cosa.

Para realizarlo tan solo tienes que recoger el cabello a media altura, tan solo con la ayuda de las manos y pasar un elástico, como si fueras a hacerte una coleta. Das una primera vuelta a la goma de pelo y, en la segunda -o la que vaya a ser la última vuelta de la goma, dependiendo de la calidad de esta y de la cantidad de cabello qu tengas-, en vez de cerrar la coleta, dejas la mitad de la cola de caballo fuera.

Leonie Hanne con moño flip bun. (Launchmetrics Spotlight)

El efecto debe ser el de un peinado en dos partes, una bola que sería el moño y el resto de la cola da cabello cayendo suelta. Es decir, el típico recogido que te haces de forma rápida, mecánica y sin pensar cuando necesitas quitarte de en medio la melena.

Winnie Harlow y Kim Kardashian. (Getty/Sean Zanni)

Pues, realizado con foco y para que el cabello quede bonito, tiene como resultado el flip bun. Los texturizadores y los fijadores son quienes cambian las reglas del juego. Para controlar el frizz o tener un volumen más casual, la preparación del cabello precisa de un tratamiento tipo sérum con el que el cepillado quede más lustroso.

A la hora de recoger el pelo, el proceso es bastante mecánico y solo hay que tener en cuenta el resultado final que se desea obtener. En el caso de Kim Kardashian, por ejemplo, la empresaria optó por un efecto mojado, que ayudó a crear tensión en la raíz del cabello, al tiempo que, en la cola de caballo mantenía las ondas típicas del ‘wet hair’.

Por el contrario, el flip bun que más éxito tiene, porque requiere menos preparación y logra volumen sin resultar un peinado muy elaborado, es el que vemos en ‘it girls’ como la influencer alemana Leonie Hanne o Kelly Rutherford. Sus melenas se recogen de forma sencilla con ese giro en la coleta y, mientras una libera un par de mechones frontales (face framing) para darle un toque más noventero acorde con las actuales tendencias, la otra opta por un recogido más desenfadado, aportado mayor o menor tersura al recogido con la goma de pelo.

Al estilo americano

París se ha rendido a la sencillez y elegancia de Kelly Rutherford. Cada aparición de la actriz estadounidense, bien sea en una alfombra roja, bien sea por las calles de la Ciudad de la Luz, no tarda en ser retratada por los fotógrafos, las revistas de moda e incluso la cuidada cuenta de Instagram de la actriz.

Kelly Rutherfold en Cannes con un moño estilo flip. (Getty/Pascal Le Segretain)

Es así como su micro moño, su recogido estrella para todo, su peinado salvavidas para controlar su melena bob, aquel que incluso lucía en ‘Gossip Girl’, ha dado un salto cualitativo al versionar el flip bun, colándose en la prensa francesa como ‘peinado que copiar’.

Tanto su corte de pelo (cercano al princess bob) como la textura de su cabello, convierten su flip bun en, prácticamente, un moño rápido, pero no, hay magia y movimientos guiados en su forma de recoger el cabello. Otra de las genialidades de la actriz ha sido la de introducir pasadores, lazos, pañuelos o gomas de pelo tipo joya para cerrar el recogido.

Victoria Pedretti con un moño spikey. (Getty/Emma McIntyre)

Por supuesto, creado el peinado y lanzada la tendencia, es ahora cuando asistimos a reinterpretaciones del clásico moño con prisa. Jugar con la textura del cabello o con la altura del recogido es lo más habitual, pero introducir elementos de la generación Z como son los mechones frontales o el efecto gel en la raíz del cabello comienza a dejarse ver en los looks más atrevidos del street style.

comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here