Home Noticias Nacionales Banco Central salió al paso tras dichos de diputado UDI por retiros...

Banco Central salió al paso tras dichos de diputado UDI por retiros de AFP

20
0

Ha sido uno de los temas más comentados en redes sociales, y justo el día cuando se reactivó en el Congreso la votación del cuarto retiro de ahorros previsionales. Las palabras del diputado UDI Guillermo Ramírez, quien dijo en televisión que el Banco Central había pagado los giros anteriores “prestándole plata” a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), polémica declaración cuyo revuelo obligó al propio instituto emisor a tener que salir al paso.

“¿Tú sabes quién pago el primero, segundo y tercer retiro? No fueron las AFP. Fue el Banco Central, que le prestó esa plata a las AFP, que después tienen que devolver, justamente para que las AFP no tuvieran que vender todos los activos altiro y se fueran la economía y los valores al suelo. Y el Banco Central ha advertido que no le queda lata para prestarle a las AFP, y que, si hay un cuarto retiro, entonces van a tener que vender todos los activos, y eso va a hacer que la bolsa se derrumbe”, le dijo  Ramírez al conductor Julio César Rodríguez en el matinal “Contigo en La Mañana”, de Chilevisión.

Dichos que se tomaron las redes y sirvieron a los críticos del sistema previsional y opositores a las AFP para levantar teorías y acusar, entre otras cosas, que aquello incluso puede ser prueba de que las platas previsionales de los afiliados supuestamente “no existen”.

Ante el revuelo causado por el diputado gremialista, ya entrada la noche de este miércoles el Central emitió un extenso comunicado explicando, nuevamente, los mecanismos que utilizó para mitigar los efectos de los tres giros de fondos de pensiones y que viene usando incluso tras el estallido social, dentro de sus facultades legales y constitucionales.

“Como se ha informado en diversas ocasiones, desde noviembre de 2019, el Banco Central ha adoptado un conjunto de medidas excepcionales para enfrentar episodios de volatilidad financiera, asociados a ajustes abruptos y significativos de portafolio. Todas estas iniciativas, enmarcadas en su mandato legal, esto es el resguardo de la estabilidad de la moneda y la estabilidad del sistema de pagos, han tenido como objetivo principal mitigar el impacto de estos episodios sobre los mercados y, por ende, sobre las condicionas financieras que enfrentan las personas”, comienza el texto.

Con esto, y considerando que los retiros desde las AFP “involucrarían una importante liquidación de activos por parte de las administradoras de estos fondos, y que la liquidación ordenada de dichos activos es esencial para preservar la estabilidad financiera y la eficiencia del proceso de formación de precios, el Banco Central implementó una serie de medidas en uso de sus facultades legales”, expone.

“Ello, con el objeto de facilitar la liquidación masiva de activos, y así mitigar disrupciones y volatilidad excesiva de los mercados financieros, incluyendo el valor de los propios fondos de los afiliados“, subraya también, recalcando que los giros anticipados previsionales, aún vigentes, “totalizan cerca de US$ 50.000 millones, equivalentes a un 20% del PIB aproximadamente”.

“En esa línea -detalla-, se implementó un programa especial de operaciones de compra al contado realizada conjunta y simultáneamente con una venta a plazo (a 1 o 3 meses), en el mercado abierto, de bonos emitidos por empresas bancarias (Programa CC-VP), por una suma de hasta por US$10.000 millones en cada ocasión. En virtud de este programa, y en conformidad con lo previsto en el artículo 34 N° 6 de la Ley Orgánica Constitucional del BCCh, y el artículo 8 bis de la Ley 18.876, el Banco Central compró, al contado, bonos bancarios y, conjunta y simultáneamente, vendió a plazo instrumentos de la misma especie a la misma contraparte. Dichas contrapartes incluyen a todas las entidades participantes del Sistema de Operaciones de Mercado Abierto (SOMA), dentro de las cuales se encuentran las Administradoras de Fondos de Pensiones”.

A renglón seguido, el instituto emisor recuerda que este programa, “que se inició el 3 agosto del 2020, consiste en la adquisición de instrumentos emitidos exclusivamente por los bancos y que son revendidos, en condiciones pactadas ex ante, a la misma contraparte en el SOMA”, puntualizando que “si dicha contraparte no cumple la obligación de recompra a plazo de los bonos bancarios, estos permanecen en el balance del BCCh, en virtud de la transferencia de dominio producida por la compra al contado”.

En ese marco, informa que “hasta el momento, respecto de los dos primeros retiros, las recompras alcanzan el 100% del monto utilizado a través de esta facilidad”, mientras que “en cuanto al tercero, el saldo vigente es de US$ 1.100 millones”.

“Estas medidas, comunicadas oportuna y públicamente en distintas instancias, incluidas Comisiones Parlamentarias, tuvieron por objeto que las personas pudieran disponer de los ahorros retirados en sus cuentas vista o corrientes de manera prácticamente inmediata, permitiendo, por otra parte, que la liquidación de los instrumentos financieros se realizara en un plazo de meses y no de días. De esta manera se evitó generar un daño significativo a la economía nacional y al valor de los fondos de los propios afiliados”, complementa.

Asimismo, y aclarando otro de los supuestos que han circulado en redes sociales, el Central remarca que “estas operaciones no constituyen crédito, no han tenido efectos patrimoniales para el BCCh, y las AFP no han obtenido ganancia alguna producto de ellas”.

“Las recompras comprometidas han sido cumplidas íntegramente dentro de los plazos estipulados, quedando pendiente solo el saldo correspondiente a la última operación asociada al tercer retiro”, concluye, junto con comparar que “esta medida es similar a la dispuesta en Perú para retiros de ahorros previsionales en ese país”.

comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here